Descentralización y plurilingüismo

Descentralización y plurilingüismo

La recentralización del Estado es uno de los pilares ideológicos que sustancia la LOMCE. La nueva organización del currículo, las evaluaciones estandarizadas o la devaluación del tratamiento educativo de las lenguas cooficiales constituyen solo algunos de los instrumentos fundamentales de los que se sirve la ley y que han sido impuestos al margen de consideraciones pedagógicas, sociales, culturales o históricas que demuestran sobradamente su falta de eficacia para mejorar la educación, deshaciendo el equilibrio competencial convenido hasta ahora y situando la norma prácticamente fuera de los límites constitucionales.

La falta de respeto a modelos y líneas lingüísticas consensuadas en diferentes autonomías que implica el desarrollo de la LOMCE, se agrava y amplia con las nefastas experiencias plurilingües que se han impuesto en varias comunidades.

Compartir el documento

Comparte tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



Opiniones (8)

  1. :

    Más no es mejor. No son necesarias tantas horas en inglés. En Madrid tenemos el modelo “bil” con más lectivas en inglés de los que conozco. Creo que hace falta un cambio teórico y metodológico pero no llenar el horario con horas de inglés. Se trata de fomentar el aprendizaje significativo y no hacer publicidad de las horas que se dan en inglés. En ese sentido es necesario replantear la formación de los docentes, el modelo de selección del profesorado y la calidad de los libros de texto de los centros, fruto de la improvisación del programa bil en la CM.

  2. :

    Creo que se debería implantar en España la enseñanza bilingüe, como norma, más que el uso de la lengua cooficial como casi exclusiva, en aquellas Comunidades Autónomas que la tienen. Es un derecho de los habitantes de cada Comunidad Autónoma hablar en su lengua materna, y España, en ese sentido, adopta un método de implantación de las lenguas cooficiales como lenguas “vehiculares” que no tiene parangón en otros países, y supone una interpretación extrema de la necesaria promoción de ambas lenguas en los territorios. CCOO debe reivindicar una política que evite, como se hace en Cataluña, el uso de la lengua como “instrumento político” de propaganda, más que como instrumento de comunicación. Si el español es la lengua mayoritaria en Cataluña (http://elpais.com/elpais/2012/12/17/opinion/1355766620_452083.html), según la propia Generalitat, no es progresista desde el punto de vista educativo imponer una lengua distinta a la materna de forma generalizada, sin opción al bilingüismo.

    Por otro lado, en el acceso a la función pública, en virtud del principio de igualdad de todos los españoles con uso común de la lengua oficial, debe ser suficiente el conocimiento de la lengua española para el acceso, y creo que nuestro sindicato debe reivindicar esa igualdad.

    Sirva como referencia la alusión del Informe del año 2000 del Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial de las Naciones Unidas, que constataba “la existencia de discriminación por razón de lengua para los castellanohablantes en algunas Comunidades Autónomas”:

    http://www.tolerancia.org/upimages/docrevista/Revista18/Rev18_index.htm

    • :

      Existen diversas opiniones en torno a qué modelo lingüístico es más adecuado. Nosotros decimos que el más adecuado es el que es capaz de garantizar el mismo grado de dominio en las lenguas cooficiales de un territorio. Ese es un logro que debe poder demostrarse de forma objetiva. Todos los alumnos del estado, incluidos los catalanes, lo demuestran objetivamente en las pruebas anuales que superan. No existen evidencias de que , como modelo lingüístico, el bilingüismo sea mejor -o sea peor- que la immersión en relación a esa garantía por lo que, priori, no se entendería que se deba apostar obligatoriamente por uno o por otro.

  3. :

    Estoy de acuerdo que en muchos aspectos las enseñanzas se deben adaptar a las diferencias que existen en España pero sin menoscabar el nivel de conocimientos comunes necesarios que pueden perjudicar a alumnos que desean seguir sus estudios o trabajar fuera de esa comunidad autónoma o simplemente no desean que el hecho diferencial tenga tanta importancia que provoque la modificación de forma muy significativa de su currículum. Se entiende que cuando los alumnos son menores de edad quien decide son los padres.

    • :

      Si has leído nuestro documento base sobre currículum verás que hemos hecho una propuesta para que se garantice un marco común europeo de competencias básicas para todos los alumnos del espacio europeo. Y lo hemos hecho porque creemos que una diferencia entre sistemas educativos nunca debería traducirse en una diferencia de oportunidades académicas, sociales o laborales para nadie. Defendemos una formación homologable, pero no una formación precisamente homogénea. Creemos que es posible, como dices, adaptarse a las diferencias sin renunciar a ese marco común.

  4. :

    lA descentralización solo ha traído problemas. El pato lo pagan los que menos culpa tiene, los profesores y los alumnos. Siento decirles que, en este aspecto, no estoy en nada conforme con su propuesta.

    • :

      ¿Acaso la recentralización que plantea la LOMCE va a aportar soluciones? Jorge, nosotros intentamos, en la medida de lo posible, argumentar nuestras propuestas con datos refutables. No son pocos los indicadores que muestran una relación claramente positiva entre descentralización y resultados educativos y por eso creemos que debe reflejarse de algún modo en el modelo que defendemos. Sin embargo, como no puede ser de otro modo, respetamos todas las opiniones y agradecemos que hayas compartido tu punto de vista con nosotros. Tenemos interés en conocer y dar visibilidad a todas las posturas para enriquecer el debate.

  5. :

    Sobre este tema debería hablarse largo y tendido.